DECRETO 1136 DE 1970

 

Artículo 4°.- Al que perturbe la tranquilidad pública, como consecuencia de estado de intoxicación  crónica producida por el alcohol, o por enfermedad mental, o por consumo de estupefacientes o de alucinógenos, se le someterá a tratamiento médico con o sin internación en clínica, casa de reposo u hospital hasta obtener su curación o su rehabilitación.

 

Tanto la iniciación como la terminación del tratamiento estarán precedidas de dictamen médico oficial favorable.

 

El tratamiento se dará en establecimiento público salvo que el enfermo o su familia soliciten que se haga en establecimiento privado a su costa.

 

Artículo 5°.- Los hospitales, clínicas o frenocomios públicos mantendrán pabellones especiales para recluir a las personas sujetas a las medidas de protección social de que trata este Decreto.

 

El Director del establecimiento deberá informar al menos semestralmente al funcionario respectivo sobre el estado del paciente y de inmediato cuando se logre su curación o rehabilitación.

 

 


 

Hospedado por Globenet